Estás en: inicio » actúa » ecología practicable » nuestros derechos como consumidores y consumidoras  
 

  Nuestros derechos como consumidores y consumidoras

Los consumidores y consumidoras tienen una serie de derechos reconocidos por la legislación vigente (LEY 16/2006, de 28 de diciembre, de Protección y Defensa de los Consumidores y Usuarios de Aragón -BOA 30-12-2006) que permiten dotar de seguridad la adquisición y la utilización de los productos adquiridos:

  1. El derecho a la protección de la salud, la calidad de vida, la seguridad y a un medio ambiente adecuado. Ningún producto o servicio que compramos los consumidores debe comportar peligro para nuestra salud o seguridad ni para el medio ambiente.
  1. El derecho a la protección de los intereses económicos y sociales.Las ofertas, promociones y, en particular, la publicidad de los productos y servicios se deben ajustar a la verdad en su naturaleza, características, condiciones y finalidad.
  1. Derecho a la información.Todos tenemos derecho a recibir una información verdadera y completa de las características de los bienes y servicios que se encuentran en el mercado.
  1. Derecho a la educación y formación permanente. Se trata de que todos, niños y adultos, tengamos un buen conocimiento de nuestros derechos y obligaciones como consumidores.
  1. Derecho de representación. Este derecho lo ejercemos a través de las Asociaciones de Consumidores. Estas asociaciones las forman personas (consumidores) que se constituyen, con arreglo a la normativa, para defendernos colectivamente ante las empresas y representarnos ante la Administración.
  1. Derecho de audiencia. Las Asociaciones de Consumidores y Usuarios son también oídas en el procedimiento de elaboración de normas que nos afectan directamente.

RECLAMAR TAMBIÉN ES UN DERECHO

Como consumidores y consumidoras, tenemos tres posibles vías para defender nuestros derechos. Sin embargo, antes de acudir a estas vías, primero debemos intentar hablar con la otra parte, ya que con el diálogo se solucionan muchos problemas.

  1. La vía administrativa

La reclamación administrativa puede iniciarse rellenando una hoja de reclamaciones o también dirigiendo un escrito personal a la Administración. A través de esta vía podemos conseguir, sólo en parte, una solución, ya que si la empresa que nos ha causado el perjuicio ha incurrido en una infracción en materia de consumo, la Administración competente la va a sancionar, pero al consumidor no le repercutirá en nada, puesto que la Administración no le puede obligar a cumplir el contrato pactado.

  1. La Junta Arbitral de Consumo

Este sistema protege de una manera más eficaz los derechos de todos los consumidores al ser un procedimiento rápido (menos de cuatro meses), gratuito para ambas partes, eficaz, ya que se logran resolver muchos casos y voluntario para ambas partes, ya que tienen que someterse expresamente; pero, ¡ojo!, una vez aceptado el arbitraje, la resolución es de obligado cumplimiento.

  1. La vía judicial

Se debe acudir a esta vía, sin posibilidad de utilizar la vía arbitral, en determinadas cuestiones como:

    1. aquéllas en las que exista intoxicación, lesión, muerte o indicios de delito
    2. aquéllas en las que exista sentencia firme
    3. aquéllas en las que deba intervenir el Ministerio Fiscal para representar a personas que no pueden actuar por sí mismas (menores, incapaces, etc.)

Más información sobre los derechos de los consumidores y consumidoras:

GOBIERNO DE ARAGÓN - Departamento de Salud y Consumo

Dirección General de Consumo
Vía Universitas, 36, 6ª planta
50017 Zaragoza

consumo.doc@aragon.esportal.aragon.es/portal/page/portal/CONSUMO

Teléfono de atención al consumidor: 900 121314
Junta Arbitral de Consumo 976715610
Centro de Documentación Aragonés de Consumo 976714000 ext.2079



 
 
Ecología y desarrollo